Imprimir
Gatos en el TejadoOro Salvaje

Los delfines están llorando
Ver imagen completa


Los delfines están llorando



Realizar una consulta sobre este producto

Los delfines están llorando
Alfaguara 2006
De venta en librerías de República Dominicana.

Lo primero que llegó a mis manos fue la denuncia aparecida en el periódico. Era una historia de esas que se quedan revoloteando en el pensamiento. En Bahía Bayahíbe, pueblito pesquero de República Dominicana, se capturaron ocho delfines pico de botella. El fin: llevarlos al delfinario del parque temático Manatí Park. Lo increíble: la captura se realizaba en una zona protegida. Lo inaudito: el gobierno de turno concedió permisos para que esto sucediera.

La denuncia fue puesta por la señora Idelissa Calventi, presidenta de Fundemar, organización sin fines de lucro que trabaja para la protección de la flora y fauna marina. A partir de ahí comencé a investigar, y lo que supe de los delfinarios fue espantoso. Esta historia, qué pena, está basada en hechos reales, todo, absolutamente todo lo que se cuenta sobre el manejo de los delfines en estos parques acuáticos es cierto. No les pido, como muchos sitios en internet, que no acudan a estos lugares, a fin de cuentas el Manatí Park, regentado por capital español, seguirá explotando a los animales aunque ustedes no traspasen sus puertas. Mi intención es que conozcan la parte oculta de esta tragedia, y que el resto lo ponga la conciencia de cada quién.

En el transcurso de un año se capturan, para la industria del espectáculo, aproximadamente doscientos cincuenta mil delfines en el mundo. Se sospecha que a los seis meses casi la mitad ha muerto. A veces he sentido remordimientos por este libro. Los chicos me han preguntado por los delfines con esos ojitos medio arrugados, y miren que a la historia le inventé un final feliz para que todos quedasen contentos, pero ni modo.  Después me consuelo un poco, hay guerras, terremotos, incendios, epidemias y delfines muriendo. Pero hay sol, música, risas y chicos que mañana, en vez de construir delfinarios se dedicarán a otras cosas provechosas.

  •